Imposible resistirse a unos botines victorianos

En invierno cuando no pensamos en flats, nos viene a la mente unos estilosos botines para combatir esos días grises de Lima y a la vez darle ese toque chic a nuestro outfit.

Estuvimos varios meses en la búsqueda de un modelo de zapato donde la historia estuviera presente y fue Inglaterra que nos llevó a conocer, entre libros y relatos, el botín Balmoral. Se trata de un tipo de bota que protagonizó la reina Victoria en los años 1840 para esos largos paseos en el castillo de Balmoral ubicado en Escocia. Se cuenta que fue el Príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, quien los estreno primero en sociedad; éste pidió una bota elegante que vaya en sintonía para las reuniones en espacios cerrados como al aire libre. El diseño y el acabado fue tan encantador que la misma reina Victoria solicitó que elaborasen varios pares para ella.

Los botines victorianos, como hoy en día se los conoce, se caracterizaban por tener largos cordones o botones en la parte lateral del zapato que servían de ajuste al pie. Algunos eran de cuero y otros de tela como el satén.

En nuestro caso, decidimos orientarnos por los botones como accesorio, respetando así la historia del mismo zapato. El color tenía que ser camel, ya que es un color que levanta cualquier look y es increíblemente versátil.

Botín Mujer

El resultado nos ha enamorado, un botín camel que mezcla dos texturas: cuero y gamuza. Adicional a eso, no podemos dejar de mencionar los botones que lleva como accesorio y el cierre en la parte lateral para el ajuste necesario.

¿Cómo combinarlos? Es muy fácil. Son el complemento perfecto a unos jeans, blusa blanca y casaca de cuero para brindarle ese toque urbano. También los puedes usar con vestidos floreados.

Recuerda que independientemente de las tendencias que van y vienen, un par de botines camel siempre ocuparán un lugar privilegiado en nuestro clóset.

©Abriendo Caminos Blog 2021. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.