"Con amor y fuerza de voluntad todo se puede"

Solange Villacorta, Primera Bailarina en el Ballet Municipal de Lima
Siempre he tenido una gran admiración hacia el ballet y más aún por los bailarines que dedican toda su vida a este bello arte, a esa felicidad que los mueve a ser ese alguien único en el escenario. Ser constante y entregarse por completo a esa pasión en la vida merece una gran admiración.
Conocí a Solange Villacorta por una amiga muy querida y pues no me quede con las ganas de conocer un poquito más acerca de su historia, sus inicios y sus expectativas, por lo que respondió a las cinco preguntas de Reggine.
¿Qué significa el ballet para ti? El ballet es mi vida, significa felicidad, esfuerzo y amor. En el ballet encontré mi vocación, ser bailarina, maestra de ballet y encontré al amor de mi vida. Vivo de la danza, y el bailar me motivó a seguir trabajando para mejorar y crecer como bailarina y profesora.
¿Cómo decidiste ser bailarina? No sé exactamente el momento en el que me decidí. Desde pequeña estuve en clases de ballet, pero ya cuando entre a la escuela nacional de forma intensiva y diaria, me di cuenta que era mi meta y mi destino.
¿Cuáles fueron las primeras dificultades que atravesaste en este mundo artístico? En realidad me siento afortunada por no haber tenido que pasar por dificultades serias, pero me perdí muchos momentos de mi infancia y adolescencia por mis entrenamientos. A los quince años viajé fuera del país por dos años, fue duro separarme de mi familia pero era parte del proceso de formación y había que hacerlo. Como toda bailarina, me costó mucho crecer en mi carrera, trabajé muy duro para lograr ser principal y valoro mucho los consejos y sobre todo las críticas, a veces cuando más te juzgan más fuerte te haces. Aún sigo en el camino. Ahora tengo más responsabilidades siendo bailarina Principal y trabajo muy fuerte todos los días para dar lo mejor de mí en el rol que me toque desempeñar.
¿Qué mensaje darías a todas las niñas o adolescentes que deseen seguir tus pasos? Que sigan adelante con su pasión, para mí era un sueño ser primera bailarina y ahora lo estoy cumpliendo. Con amor y fuerza de voluntad todo se puede.
¿Cuáles son tus expectativas para este año 2018? Seguir mejorando, bailar nuevos roles que serán nuevos retos por cumplir y seguir enfocándome como maestra en danza. Me gusta mucho la docencia, el poder enseñar y apoyar a los demás, brindándoles mis experiencias y conocimientos. Quiero estudiar educación y también pedagogía en danza clásica.

Muchos éxitos Solange!

#mujeresemprendedoras

#BeEntrepreneurial